No Picture

Nihonjin no shiranai nihongo

July 30, 2017 JPCuellar 0

El sábado pasado, después de recorrer con mi familia unas tiendas especializadas en la venta de pisos de mármol ya que estamos remodelando nuestra sala y queríamos escoger el piso que se adecuara a nuestros gustos, fuimos a cenar a un restaurante japonés donde, en las pantallas del local, estaban transmitiendo un dorama japonés que conocía muy bien. Su nombre es Nihonjin no shiranai nihongo y lo ubico porque llegué a verlo como pasatiempo, ya que soy amante de las novelas japonesas, y porque lo utilizó mi maestro de japonés en sus clases para explicar a los alumnos ciertas características del idioma que son entretenidas y sumamente extrañas y especiales.

Nihonjin no shiranai nihongo, o su nombre en español “ El japonés que los japoneses desconocen “, es una serie japonesa de comedia y educación que cuenta con doce capítulos y que se transmitió del 15 de julio de 2010 hasta el 30 de septiembre de 2012.

La historia relata la vida de Haruko, una chica que trabaja en una tienda y que sueña con convertirse en maestra. Un día le surgió una excelente oportunidad para así poder realizar ese sueño que por tantos años había guardado. La vacante es la enseñanza del idioma japonés a estudiantes extranjeros. Entre sus estudiantes está un otaku, fan de la animación japonesa o anime y el manga que son los cómics japoneses, proveniente de Italia, una chica sueca que ama y admira a los ninjas y otros más de diferentes nacionalidades. En sus clases ella les enseñará las diferencias de las frases, palabras y kanjis que confunden hasta a los mismos japoneses.

El motivo de que mi sensei pusiera este dorama en clase fue para enseñar que hasta los mismos japoneses se confunden con su idioma ya que existen palabras que se parecen o frases que al momento de ser construidas pueden sonar incoherentes pero con coherencia al mismo tiempo. Además, en este dorama, Haruko enseña un poco de historia, de donde proviene el hiragana y el katakana, que son los silabarios japoneses, uno para las palabras propias del idioma y otro para las palabras extranjeras. Aparte de todo este conocimiento, Haruko utiliza material didáctico o va de paseo con sus estudiantes a un restaurante o un centro comercial para explicarles mejor el idioma y su uso común.

Nihonjin no shiranai nihongo es una excelente opción por si estas estudiando japonés o te interesa aprenderlo. También te servirá mucho si te sientes atorado o que no entiendes el japonés por su dificultad, pero este dorama te enseñará que no sólo tú tienes problemas con el idioma, los mismos japoneses no entienden sus frases o sus kanjis.

En alguna ocasión conocí a un guitarrista japonés que odiaba los kanjis porque no sabía leerlos o los confundía. Por eso este dorama te ayudará mucho a seguir estudiando.

Al terminar de comer, decidí que llegaría a casa para continuar con el dorama, me dieron ganas de verlo, tal vez así retome mis clases de japonés, ya que las he dejado abandonadas porque literalmente, no le entiendo nada.

No Picture

Mi experiencia en la Expo Brujas

July 12, 2017 JPCuellar 0

El día de hoy fui a la Expo Brujas que se encuentra en el restaurante medieval ubicado en San Ángel. No había escuchado sobre esta exposición, sino que, mientras paseaba por sus calles, me topé con el anuncio y de inmediato llamó toda mi atención. He de reconocer que me llamaba mucho la atención ya que presentarían objetos originales junto con historia entorno a la brujería y a la magia y como me interesan mucho estos temas por el libro que actualmente estoy escribiendo, decidí darle la oportunidad, por algo me había topado con esta exposición.

Cuando entré al lugar me decepcionó mucho el mal estado en el que se encontraba el restaurante cuyas mesas presentaban platos vikingos y barriles de cerveza. Sus meseros estaban vestidos como nórdicos y servían comida que no alcancé a apreciar. Por un momento me gustó mucho la idea , pero toda esa temática se veía eclipsada por el entorno sucio, oscuro y descuidado. El techo estaba cubierto por una gran lona negra, el piso era de cemento agrietado y tenían una pecera que olía muy mal.

El boleto de la exposición costó 60 pesos y en lo que esperaba a que el guía se presentara al grupo que ya se había formado, pude ver las armaduras medievales y los candiles que adornaban el lugar.

Después de unos quince minutos subimos a la exposición. La sala era pequeña, muy oscura y con el aire viciado. Olía mucho a incienso y la suciedad de las paredes y techo no ayudaban mucho a una buena vista para apreciar la exposición. El joven comenzó con un poco de historia Azteca, diciendo que las brujas era una religión como todas las demás y que la finalidad de mostrar ese conocimiento al mundo era para conocer si las brujas eran diosas olvidadas o mujeres del diablo, nombre que lleva la exposición.

En el transcurso de los minutos la visita guiada comenzó a ser lenta y llena de detalles y tecnicismos , palabras incomprensibles e incomodidad por el espacio tan pequeño. Confieso que después de uno diez minutos no logré quedarme en la explicación del chico, ya que su información era muy precisa y se tardaba mucho en explicar cada figura o cada objeto cuya explicación se encontraba a en una cartulina.

La decoración no ayudaba mucho, telas de color negro colgaban en el espacio mientras el olor se hacía cada vez más profundo. Cuando decidí salirme del grupo pude ver un poco sobre la cacería de brujas, los chamanes, rituales y brujería de la naturaleza. Además, en una vitrina se encontraban referencias actuales de las brujas como Harry Potter, el anime de Sakura Card Captors o utilizadas en libros como Anne Rice.

Salí de la habitación para tomar aire fresco y mejor decidí regresar otro día, tal vez hacía mucho calor o no era el momento para disfrutar de la exposición. ¿Ustedes ya fueron? ¿Qué les pareció? Cuéntenos en los comentarios.